Fuente:  okdiario.com

La compañía acomete una profunda renovación de su flota basada en tres prioridades: eficiencia, sostenibilidad y mejora de la calidad.

Renfe está llevando a cabo una profunda renovación de su flota, tanto de Alta Velocidad como de Cercanías y Media Distancia, para contar con un parque de trenes más moderno, eficiente y sostenible que se adapte a las necesidades de los clientes. Para ello, la compañía ferroviaria no ha escatimado esfuerzos para alcanzar uno de sus objetivos prioritarios: mejorar la experiencia del cliente que elige el tren como medio de transporte, tanto para viajes de trabajo como de ocio.

Renfe va a invertir un total de 4.600 millones de euros en un “plan renove” que modernizará su flota de trenes. En servicio público, la compañía ferroviaria cuenta en la actualidad con un parque de 1.016 trenes destinados a los núcleos de Cercanías, Media Distancia y Ancho Métrico (antigua Feve). En 2019 comenzaron las licitaciones para renovar esta flota, que desde 2011 no ha recibido ninguna unidad nueva. Sin embargo, con los contratos ya adjudicados y los nuevos trenes, más de 250, ya en proceso de fabricación, la situación va a cambiar drásticamente en los próximos años.

Este esfuerzo inversor, con el que Renfe ha implicado a cuatro fabricantes (Talgo, CAF, Stadler y Alstom), proporcionará a la compañía española 418 trenes nuevos de Alta Velocidad, Cercanías, Media Distancia y Ancho Métrico, así como locomotoras de Alta Velocidad. Esta nueva flota traerá consigo una mayor fiabilidad y, por tanto, una reducción importante de las incidencias, lo que redundará en una mejor experiencia del cliente.

Los nuevos Cercanías, más capacidad y comodidad

Los 211 nuevos trenes de Cercanías, contratados desde 2021 y ya en proceso de fabricación, empezarán a llegar en 2024. Tendrán una capacidad de al menos 900 plazas cada uno de ellos (un 20% más que los actuales Civia). Además, minimizarán el tiempo de bajada y subida de viajeros, mediante un avanzado diseño con un mínimo de 10 puertas y amplios vestíbulos.

También serán totalmente accesibles, para facilitar el viaje de personas con movilidad reducida, y dispondrán de conexión wifi y zonas para bicicletas y carritos infantiles. Estos 211 trenes de Cercanías de gran capacidad tendrán un coste para la compañía de 2.726 millones de euros, por lo que es el mayor contrato de Cercanías de la historia de Renfe. Del total de trenes, 176 tendrán una longitud de 100 metros cada uno y otros 35 alcanzarán los 200 metros.

Además de los núcleos de Cercanías, Renfe también reforzará su Media Distancia con 37 nuevos trenes de Ancho Métrico, que prestan servicio de Cercanías y Media Distancia en Asturias, Cantabria, País Vasco, Galicia, Castilla y León, y Murcia. Las nuevas unidades serán construidas por CAF por 329 millones de euros.

Estos trenes podrán circular a una velocidad máxima de 100 km/h, serán de dos o tres coches para una mejor adaptación a la demanda, y deberán contar con zona para bicicletas y un sistema de “última milla” por baterías. Habrá 5 trenes híbridos que permitirán utilizar la tensión eléctrica en tramos con catenaria, reduciendo las emisiones. Además, el contrato contempla 6 nuevos trenes Alpinos para la línea C-9 de Cercanías Madrid que conecta la localidad de Cercedilla con el  Puerto de Cotos.

Serie 106: nuevo AVE de muy alta capacidad

En servicios comerciales, la estrella de la nueva flota será el Talgo de la serie 106, un tren de muy alta capacidad, al superar el medio millar de pasajeros y llegar a casi 600 en formato Avlo. Su diseño es un ejemplo de eficiencia energética: dispondrán de un interior de 3,2 metros de ancho que permitirá colocar cinco asientos por fila, con lo que se logrará aumentar de manera considerable el número de viajeros por trayecto sin restar confortabilidad.

El S-106 alcanzará una velocidad de hasta 380 km/h, lo que situará a Renfe a la vanguardia de la alta velocidad a nivel mundial. Estarán compuestos por 11 coches, dos de ellos de clase Premiumy destacará por su ligereza, un 30% menos de peso que un tren estándar. Este contrato, de 786 millones de euros, incluye una importante novedad: el mantenimiento de los trenes durante toda su vida útil.

Además de renovación de la flota con trenes nuevos, también hay profundas remodelaciones, como las que está ejecutando Talgo, por encargo de Renfe, en 14 trenes Alvia de la serie 730 y en 30 trenes S-130. Estos convoyes operarán en la Línea de Alta Velocidad de Extremadura, previsiblemente a partir del mes de julio de 2022, y en otras líneas de alta velocidad. La inversión total para esta restauración integral de 44 trenes es de 35 millones de euros.