granadahoy.com

Lo que iba para una obra de menos de un año se irá a cerca de tres y medio. El cambiador de ancho ferroviario de Granada, que permitirá mejorar los tiempos y la calidad de los servicios entre Granada y Almería, no estará concluido hasta "finales de este año o comienzos del próximo" según han confirmado fuentes ferroviarias a esta redacción. La razón última son los retrasos y la dificultad que entraña la fabricación del desvío que da acceso a la instalación del Cerrillo de Maracena desde la estación, y que resultan ser únicos en España ya que serán los primeros de tres hilos en construirse. Estos deben quedar homologados por la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, órgano independiente de Adif y Renfe, y que tiene unos criterios y estándares muy complejos para otorgar autorizaciones.

Así que la obra que iba a estar lista durante el año 2020 quedará acabada durante 2022 o inicios de 2023, según las últimas estimaciones de fuentes del gestor, que hace meses dio por finalizada la obra civil a falta, tan solo, de la instalación de las agujas de cambio. Con este mecanismo se mejoran las conexiones de Granada y Almería, aunque el fin último es reducir de forma provisional los tiempos de viaje entre Almería y Madrid pasando por la estación de Andaluces, y aprovechar así la vía de Alta Velocidad, en vez del uso del tren convencional, que se va a más de seis horas por la vía de Linares-Baeza.

La particularidad de estos desvíos es que nunca antes se han diseñado estos mecanismos para vías de tres hilos, que permiten tráfico de ancho internacional UIC (1,435 milímetros) como ibérico (1,668 milímetros). Todos los cambiadores de ancho construidos en España tienen una vía de acceso con un ancho fijo y otra de salida con otro diferente. El tren, diseñado de forma especial con ejes móviles entre los rodales, llega por una vía y a través de un mecanismo reduce o amplía el espacio entre ambos. Esto no sucede con el de Granada. Para que fuera como en el resto de cambiadores, la instalación debería estar dentro de la propia estación, pero la dificultad de instalarlo en la misma hizo que se buscara una solución más a las afueras, en concreto en el Cerrillo de Maracena. Para que los trenes lleguen al mismo se han tenido que adaptar más de dos kilómetros de vía con un tercer raíl para que los trenes procedentes de Madrid por la vía del AVE (en ancho UIC) puedan tomar la vía con Almería (de ancho ibérico) y poder cambiar su eje en la nueva instalación. De ahí que sea un desvío único y "especial" el que se necesita.

Además, Adif ha informado que para la finalización de las obras del cambiador se ha previsto en una primera fase que se haga el con sistema de protección ASFA, y en una segunda fase, está previsto poner en servicio el sistema ERTMS Nivel 2 en el nuevo tramo entre Granada y el cambiador, válido para trenes de Alta Velocidad.

Esta es la última vicisitud por la que está pasando una instalación cuya utilidad es transitoria, que busca mejoras puntuales en el servicio ferroviario con Almería hasta que se adapte el tramo al Corredor Mediterráneo, cuyo estudio funcional ya se ha dado a conocer tanto a las autoridades de la provincia de Granada como la vecina, sin que haya sido del agrado de los principales responsables. El cambiador iba a ser la solución provisional para los viajes en tren hasta la capital almeriense hasta que las obras del Corredor se pusieran en marcha. El retraso de la obra, que se inició en junio de 2019 y que tenía un plazo de ejecución de diez meses, mas el posterior periodo de pruebas, se encontró ya con retrasos en los primeros meses que sufrieron un fuerte golpe con el estado de alarma y la paralización completa de las obras durante cerca de un mes.

Posteriormente los problemas de suministro de materiales empezó a esgrimirse como justificación a los retrasos en la construcción de los desvíos y, por consiguiente, de la finalización de la obra, cuando el mecanismo del propio cambiador ya estaba instalado dentro de la caseta, ahora hace cerca de un año. Durante este periodo otros contratos han servido para mejorar la instalación pero eran complementarios y han retardado un poco más la obra. Fueron un contrato para la modificación de instalaciones de control del tráfico y telecomunicaciones de la estación de Andaluces (diciembre de 2020 por importe de 7,9 millones) y sistema de telecomunicaciones móviles GSM-R (abril de 2021 por importe de 263.170 euros).

Futuros trenes Granada-Almería

Adif espera que la situación "se resuelva" lo antes posible para culminar su instalación durante este año o primeros del que viene. Luego tendrá que venir el periodo de homologación y de pruebas con trenes Alvia de la Serie 730, de los cuales Renfe ya tiene 'reservados' los que van a realizar los nuevos servicios con Almería. Este será el siguiente gran cambio en la planificación ferroviaria de Granada, que ahora mismo solo tiene pendiente de asignación los dos nuevos surcos de ida y vuelta de los Avant con Málaga, que harán que haya seis frecuencias diarias.

Con Almería quedará por resolver cuál será la programación. En la actualidad solo hay tres servicios diarios de ida y vuelta con trenes convencionales, que además están sujetos a Obligación de Servicio Público. Si Renfe aprovecha para realizar los viajes Granada-Almería aprovechando la conexión de esta última con Madrid, pasarían a ser servicios considerados Larga Distancia y, por consiguiente, no pueden ser OSP. Incluso Renfe podría aprovechar y 'reducir' frecuencias Granada-Madrid en AVE para prestarlas dentro de la relación con Almería con trenes híbridos, algo menos veloces, o mantener la mismas relaciones con AVE y sumar los Madrid-Almería a la oferta, haciendo desaparecer así los trenes convencionales. Será una de las posibilidades que se presenten una vez acabe el cambiador. Otra cosa será cuando, a partir de 2026, se empiece a construir el Corredor Mediterráneo, que obligará a cortar la vía.

Obras en Albolote

Paralelamente, se está trabajando en la renovación integral de las instalaciones de señalización de la estación colateral de Albolote, para poder incluir el nuevo cambiador en los sistemas de regulación del tráfico en el tramo Albolote-Granada.

En este sentido, las actuaciones correspondientes a la instalación de los elementos de campo a lo largo del tramo (señales, balizas, elementos de comunicaciones, y demás) se encuentran en un grado de avance muy alto. Durante los próximos meses dará inicio la fase de pruebas internas de todos los equipos instalados, para poner en servicio el nuevo software del enclavamiento (dispositivo empleado en la configuración de los itinerarios de los trenes) de Granada, el nuevo enclavamiento de Albolote y la relación de bloqueo entre ambas estaciones.